Terrier Australiano

El terrier australiano es el terrier de trabajo más pequeño que fue criado para cazar y matar serpientes y ratas. Un perro pequeño pero robusto con un alto nivel de energía, el terrier australiano se aburre fácilmente con la rutina. Aunque es obediente en general, este dínamo de pequeño tamaño tiene una vena obstinada, por lo que es necesario un enfoque de entrenamiento firme y consistente.

Conocido por ser alerta y rápido, el terrier australiano es un gran perro guardián. Aunque es inteligente y fácil de entrenar, el terrier australiano instintivamente persigue pequeños bichos o va a cavar.

El peludo doble pelaje del terrier australiano es resistente a la intemperie, por lo que es relativamente fácil de mantener. Basta con cepillarse una vez por semana para mantener el pelaje del terrier australiano limpio y saludable.

Historia

Se dice que el más pequeño de los terrier de trabajo, el terrier australiano, desciende de un perro nativo llamado terrier de capa gruesa. Este tipo, también relacionado con el viejo perro escocés de Gran Bretaña, fue cruzado con otros terrier británicos en Australia. Estos incluían el Skye, el Yorkshire, y los terrier negro y fuego. No se debe confundir con el pastor australiano, el australiano fue criado para cazar y erradicar serpientes y ratas. La raza también se usó como pastor, perro guardián y perro de compañía.

El Terrier Australiano es la primera raza autóctona reconocida e incluida en las exposiciones de la tierra en 1868. Se llamaba terrier australiano de pelo áspero y fue rebautizado como terrier australiano en 1897. El Kennel Club lo reconoció oficialmente en 1933.

Apariencia y aseo

El Terrier Australiano pesa alrededor de 14-16 libras y está de 24-26 centímetros a la cruz. Este pequeño y robusto perro es largo en proporción a su altura. Tiene una cabeza larga con un cráneo plano y un cuello ligeramente arqueado. Tiene pequeñas orejas puntiagudas libres de pelo largo.

El terrier australiano tiene una peluda y áspera capa doble resistente a la intemperie que resiste los enredos y repele fácilmente la suciedad y el barro. El pelo del pecho y de la cabeza es más largo que el del resto del cuerpo. Se desprende muy poco y puede ser arreglado fácilmente. Puede ser cepillado una vez a la semana y bañado sólo cuando sea necesario. Una vez cada tres meses es óptimo ya que bañarse con frecuencia causará sequedad y arruinará el pelaje grueso del terrier de la raza.

Además de cuidar el pelaje de su perro, asegúrese de cepillarle los dientes con regularidad porque las razas pequeñas son propensas a los problemas dentales. También córtele las uñas, así como busque hongos, irritaciones de la piel y otras anomalías.

Temperamento e inteligencia

El Terrier Australiano es inteligente, confiado, tonto y activo. Ha heredado la mayoría de las características de un terrier típico, lo que puede ser desagradable para algunos. Tiene una tendencia a ladrar, perseguir y cavar. También le encanta escapar y huir. Es mandón, terco y persistente. Si quieres un perro tranquilo y/o sumiso, esta raza no es para ti. Si quieres un pequeño pero efectivo perro guardián, entonces esta es una buena elección.

Puede actuar como dominante, así que es mejor establecer pronto que usted es el líder de la manada. Sin embargo, le agradará saber que tiene empatía hacia los ancianos, los discapacitados y los niños. Al igual que con otros perros, se necesita una estrecha supervisión con los niños jóvenes rebeldes. Aprender puede ser fácil para un Terrier Australiano, pero las lecciones repetitivas pueden ser aburridas. Mantenga su entrenamiento divertido y desafiante. Los refuerzos positivos también ayudarán a que el entrenamiento sea fácil.

Puede haber una predisposición particular cuando se trata de la inteligencia y la personalidad de una raza. Sin embargo, el entorno, el entrenamiento y la socialización también pueden influir en la crianza de un perro completo.

Nutrición y alimentación

Una porción típica para este pequeño perro es 1/2-1 taza de comida seca de excelente calidad para perros por día. Es importante medir su comida y evitar la alimentación libre para asegurar un tamaño corporal reducido. Como en todas las razas, la cantidad de alimento y la frecuencia de alimentación dependen de la edad, el tamaño, la constitución, el nivel de actividad y el metabolismo de la mascota.

Necesidades calóricas típicas de un terrier australiano adulto por día:

  • Mayor y menos activo: hasta 460 calorías diarias
  • Adulto típico: hasta 500 calorías diarias
  • Perro físicamente activo/de trabajo: hasta 600 calorías diarias

El terrier australiano como perro pequeño tiene necesidades específicas diferentes de las de las razas grandes. Elija marcas de alta calidad hechas específicamente para las razas pequeñas. Los expertos recomiendan el alimento seco ya que promueve la masticación para mantener una buena salud oral y mantiene las heces firmes. Esta raza tiene un estómago y una piel sensibles, por lo que una dieta inadecuada puede provocar complicaciones en los riñones y el hígado, picores intensos, piel seca e infecciones en los oídos. Su dieta debe estar compuesta principalmente de carne de alta calidad como cordero, carne de vacuno y pollo. Dado que todos los perros necesitan carbohidratos, evite las fuentes que contienen gluten como el maíz, el trigo y la soja.

Salud y ejercicio

La vida media de un terrier australiano es de doce a quince años. Generalmente es saludable pero propenso a ciertas enfermedades y condiciones. Estas incluyen alergias, luxación de la rótula, diabetes mellitus y la enfermedad de Legg-Calve-Perthes.

Como un perro activo y energético, necesita una cantidad significativa de ejercicios físicos y mentales. Aparte de largas caminatas, se necesita jugar en un patio cercado. Asegúrate de que no esté solo, ya que tiene tendencia a cavar y arruinar tu jardín, así como a perseguir y/o matar animales pequeños. También es un artista del escape que puede ser difícil de atrapar.

Costo de la propiedad

El amor y la lealtad que los dueños reciben de sus perros no tienen precio. Sin embargo, la realidad es que la propiedad de un perro es costosa. Una estimación aproximada para cuidar de un terrier australiano es de 60 a 100 libras esterlinas por mes. La cantidad depende de la cobertura del seguro que elija, que puede ser de alrededor de £17 para el básico y £40 para toda la vida. La comida y las golosinas cuestan unas 45 libras al mes. El equipo esencial como cajas, camas, cables, collares, tazones y otros, costará unas 200 libras adicionales.

En términos de mantener el bienestar de su perro, los costos veterinarios para la vacunación inicial y de refuerzo, los controles de salud regulares, y la castración / esterilización pueden llegar a ser tan altos como £ 900 por año. Esto no incluye los principales procedimientos veterinarios y los tratamientos a largo plazo en caso de que su perro los necesite.

Deja una respuesta