Lebrel Afgano

El Lebrel afgano se crió originalmente para cazar grandes presas en los desiertos y montañas de Afganistán. El Lebrel afgano de hoy en día sigue siendo una raza extremadamente ágil con una inmensa velocidad.

Clasificado como parte del grupo de la raza de sabuesos, el Lebrel afgano es un perro de gran tamaño que es relativamente fácil de entrenar, pero los instintos de caza de la raza tienden a tomar el control en ciertas situaciones.
Elegante y encantador, la gloria suprema del Lebrel afgano es su pelaje grueso, sedoso y fluido que lo protege contra ciertos elementos. Los gloriosos mechones del Lebrel afgano requieren un aseo y baño regular para mantener el pelo limpio y sin enredos.

Historia

El Lebrel afgano es una de las razas de perros domésticos más antiguas, que se remonta al Afganistán del siglo XIX. Fue originalmente desarrollado para cazar ciervos de montaña, jabalíes, zorros, conejos y otros animales. Por otro lado, su naturaleza gentil le permitió ser un devoto pastor que protegía a su manada de los depredadores.

Los modernos Lebreles afganos de pura raza se originaron a partir de la cepa llamada ‘Bell Muray’ traída a Inglaterra en la década de 1920 y fue registrada en el Kennel Club desde 1926. Se cree que algunos provienen del grupo de afganos traídos por Mary Amps. En 1948, se estableció oficialmente un estándar de la raza, que sigue siendo válido hoy en día.

Apariencia y aseo

El Lebrel afgano siempre ha sido famoso por su sofisticada apariencia con su impresionante y grueso pelaje. Más allá de su atractivo exterior es un perro poderoso y veloz. Mide 60-75 centímetros desde el hombro y pesa alrededor de 45-60 libras. Los colores más comunes son el negro o el dorado, aunque también viene en azul, crema, plata y blanco. Tiene una cabeza alargada con hocico oscuro, nariz negra, ojos almendrados y huesos de la cadera altos.

Cuando se trata de acicalamiento, el afgano es un sabueso de alto mantenimiento. Para preservar su aspecto majestuoso, su melena requiere un cepillado y un baño regulares. No sólo debe estar limpia, sino también libre de rastas y de enredos. Para lograr esto, se necesita un champú sedoso especial para esta raza de perros, acondicionador y spray para estilizar. Recuerde bañarlo antes de cepillarlo para evitar que el pelo se dañe.

Cuando se trata de otras rutinas de aseo, la limpieza de la oreja del Lebrel afgano es muy importante. Tiene orejas que caen, que son muy propensas a la infección de oído. Asegúrate de limpiar los oídos semanalmente con un algodón y pide a un veterinario que te recomiende el mejor limpiador de oídos para mantener a raya las infecciones. El cuidado dental también es crucial para el Lebrel afgano para evitar que las bacterias y otros organismos se adhieran a los dientes y causen daños. Vale la pena señalar que esta raza es propensa a problemas dentales como enfermedades de las encías si no se cepillan los dientes regularmente.

Temperamento e inteligencia

A menudo descrito como aristocrático, el Lebrel afgano es enérgico, juguetón, leal y cariñoso. Generalmente es sociable con otros perros, pero tiene un instinto de caza naturalmente fuerte. Esta raza puede ser juguetona como un cachorro, pero independiente y un poco distante como un adulto. No es agresivo, pero decidirá cuando quiera ser acariciado. Por otro lado, también se enfurruñará si siente que no recibe mucha atención. Se desenvuelve mejor con niños mayores y maduros.

El Lebrel afgano es un cazador, por lo que no se lleva bien con animales pequeños como gatos o conejos, debido a su instinto natural de persecución. También es muy rápido. Asegúrate de que tienes al Lebrel afgano con una correa la mayor parte del tiempo, especialmente en áreas abiertas. Es bastante difícil de entrenar debido a su naturaleza terca e independiente. También odia que le digan qué hacer. Para tener éxito en el entrenamiento, se necesita un refuerzo positivo y golosinas.

Nutrición y alimentación

Una porción típica para unLebrel afgano adulto es de 2 a 2,5 tazas de comida seca de excelente calidad para perros por día. Sin embargo, como en cualquier tipo de perro, la cantidad de comida depende de su edad, tamaño, constitución, nivel de actividad y metabolismo. Los dueños deben entender las necesidades nutricionales básicas de su Lebrel afgano como raza. Sin embargo, sus características individuales también deben ser consideradas.

Necesidades calóricas típicas de un lebrel afgano adulto por día:

  • Mayor y menos activo: hasta 1.100 calorías diarias
  • Adulto típico: hasta 1.500 calorías diarias
  • Físicamente activo: hasta 2.000 calorías diarias


El principal ingrediente de la dieta de un Lebrel afgano debe ser la carne de alta calidad. Lee la etiqueta y asegúrate de que el alimento para perros no contenga subproductos y rellenos como el maíz, el trigo o la soja. También mantente alejado de comida con colorantes artificiales, edulcorantes y sabores. Para mantener el pelaje sedoso y fluido del afgano, incluye fuentes de ácidos grasos omega-3 y omega-6. También proporciónele alimentos y/o suplementos con Ácido docosahexaenoico (DHA) para el desarrollo del cerebro y glucosamina para sus articulaciones.

Salud y ejercicio

El Lebrel afgano es generalmente sano, pero está predispuesto a padecer alergias, cataratas, hipotiroidismo, cáncer, displasia de cadera, cardiomiopatía dilatada y mielopatía degenerativa.

Esta raza puede holgazanear en casa, pero es bastante activa y requiere mucho ejercicio. Sin embargo, necesariamente requiere millas de carrera. Largas caminatas y tiempo libre en un patio cercado serán suficientes y beneficiosos para su salud general. Asegúrate de mantener tu valla resistente ya que es un fugitivo conocido que es difícil de atrapar una vez que se escapa.

Costo de la propiedad

El costo de la compra de un Lebrel afgano es de entre 300 y 1000 libras. Un cachorro con pedigrí registrado en el Kennel Club es bastante caro y puede costar más de £1000. Siendo una raza de alto mantenimiento, el Lebrel Afgano requiere de un peinado diario y un aseo profesional. Espere gastar £27,100 – £30,800 durante la vida del perro.

Como la raza está predispuesta a padecer algunos problemas de salud, el costo de la atención médica contribuye significativamente a los gastos y puede costar más de £1.000 anuales. Puede compensar algunos gastos veterinarios cuando obtiene un seguro para mascotas con una póliza de por vida. La prima del seguro es de 30 a 50 libras esterlinas al mes.

Deja una respuesta